Los casos de discriminación en el trabajo, continúan sucediendo aún en la época en la que vivimos. La discriminación laboral se refiere a una situación en la que los empleadores o compañeros de trabajo tratan de manera distinta a una persona por alguna diferencia que posea. 

La causa más común de discriminación en el lugar de trabajo son las diferencias en el físico de una persona o también por aspectos culturales como la religión a la que pertenecen. Estas preferencias o apariencias que los hacen diferentes al resto del equipo laboral, como su origen, raza, género, entre otros, son el blanco de la discriminación que sufren.

Debido a la discriminación que puede sufrir una persona, su trabajo puede verse afectado de manera directa ya que esto provoca que las personas se sientan incomodas en su entorno, especialmente si es su equipo quien los discrimina. El daño emocional que pueden causar las palabras de quienes le rodean pueden provocar que su desempeño baje e incluso que se ausente. Por otra parte, si la discriminación viene por parte de sus superiores, su trabajo se puede ver afectado debido al diferente trato que éste les proporcione y las decisiones que tome en base a su tratamiento discriminatorio como pueden ser: menos oportunidades de crecimiento, reducción de salarios, horarios poco favorecedores, entre otros.

En caso de sufrir de un trato como estos, la ley de California protege a los trabajadores con ayuda del Departamento de Equidad en el Empleo y la Vivienda de la misma forma en que lo hace la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de manera federal. Esta se encarga también de la aplicación de estas leyes con el propósito de ofrecer condiciones laborales igualitarias para todos los trabajadores del país.

Gracias a estas leyes, si usted sufre de discriminación, podrá presentar una queja para recibir una compensación que puede incluir las pérdidas que esto le haya ocasionado como, por ejemplo, la reducción de sus salarios, así como el daño emocional que sufrió a causa de este trato discriminatorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.