En California, la mayoría de los contratos laborales son considerados como “contratos de tiempo indeterminado” lo que da la libertad tanto al empleado como al empleador de poder renunciar o despedir por ambas partes. Sin embargo, existen leyes que protegen a los empleados de violaciones a sus derechos al ser despedidos sin justificación alguna o por motivos ilegales. Esta ley prohíbe a los empleadores despedir a sus trabajadores por motivos como:

Estos motivos no justifican un despido e incluso violan las leyes de protección a los derechos de los empleados. Sin embargo, en caso de que el contrato sí cuente con fechas específicas y el empleador decida despedir a alguien antes del tiempo establecido, el trabajador podrá demandar por este despido injustificado y terminación de contrato antes de tiempo.

Los únicos casos en los que el despido es, en efecto, legal suelen ser aquellos en los que un empleado haya cometido irregularidades en su trabajo o en los que haya habido un problema grave.

Los casos de despido injustificado pueden ser complicados debido a que los empleadores harán lo que esté en sus manos para probar que ellos son inocentes y no violaron ninguna de las leyes que usted presenta en su demanda. Ellos tratarán de evadir la responsabilidad como les sea posible o en algunas instancias, intentarán llegar a un acuerdo con su abogado para evitar que lo lleven a corte.

Es por esto, que el contar con la ayuda de uno de nuestros abogados en Lara & Luna, APC, le ayudará a probar que este fue, en efecto, un acto ilegal y a obtener la compensación y el respeto de sus derechos que merece, así como a saber qué decisión es mejor tomar para que tenga un resultado justo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.